lunes, 10 de junio de 2013

OLLANTA HUMALA LE DIJO NO A ALBERTO FUJIMORI




La decisión del presidente Ollanta Humala (OH) de no concederle el indulto humanitario a Alberto Fujimori (AF) pone punto final (al menos, hasta nuevo aviso) a una novela que ya se había prolongado más de lo debido. Este asunto, se había convertido en una piedra en el zapato para este Gobierno. El país, como suele ocurrir en este tipo de casos, se había polarizado desatándose un constante enfrentamiento entre los que estaban a favor y los que estaban en contra de este perdón presidencial. Por eso, y pensando ya en el futuro del Perú, es saludable que esta decisión presidencial, por fin haya llegado.

La molestia y la frustración en la familia de AF son comprensibles. Las críticas a esta negativa presidencial se veían venir. Más aún, muchos pensamos que las declaraciones públicas serían más ácidas; no obstante ello, nos parece que la sangre no llegará al río y que las calles no serán tomadas por miles de fujimorista dispuestos a todo por la liberación de AF. ¿Dónde están los millones de peruanos que tomarían las ciudades de todo el país para exigirle al Gobierno que le conceda a AF el indulto? Esa es una pregunta que los fujimoristas más fanáticos (Kenyi es uno de ellos) deben estar tratando de responderse sin mucho éxito.

Lo que no deja de llamarnos la atención es la testarudez de aquellos que han salido a decir que esta decisión presidencial marca el inicio de una batalla jurídica que el fujimorismo emprenderá con la finalidad de buscar la libertad de su líder. Lo sentimos mucho, pero a esas personas debemos decirles que los sueños no se convierten en realidad por mucho que uno así lo desee.

Decimos esto porque la negativa presidencial sepulta por completo la estrategia jurídica con la cual contaban los fujimoristas para obtener la excarcelación de AF. Salvo, y esa es la única salida que ahora se nos ocurre, el fujimorismo (quién lo creyera) decida someter este caso a consideración de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, primero; y luego, en caso corresponda, elevarlo a la Corte de San José de Costa Rica. Y pensar que durante la autocracia fujimorista el propio AF ordenó la presentación de una solicitud para que el Perú se retirase de la competencia contenciosa de la Corte. Como algunos dicen, estas son las ironías que la vida suele presentar.

Pero, ¿Qué ocurrirá ahora con el fujimorismo? Como muchos lo han señalado, el fujimorismo puede terminar explotando el martirologio que una decisión de este tipo siempre genera, y apelando a la compasión de la gente, claro está, luego de una campaña mediática inteligente de victimización, lograr capitalizar el sentimiento de un importante sector de peruanos, para así terminar convirtiendo en victoria política una decisión presidencial que en el plano jurídico los ha herido de muerte.

Keiko Fujimori (KF) sabe eso, y sabe además que el futuro de su agrupación  de cara a las presidenciales del 2016 depende básicamente de la posición que ella asuma con relación a este asunto. Por eso no debe sorprendernos el hecho de que en sus primeras declaraciones haya señalado que el fujimorismo buscará fortalecerse, y seguir creciendo en presencia y militancia a lo largo de todo el país. Habría que ser muy ingenuo para creer que el fujimorismo no tratará de usar la permanencia de AF en la cárcel para generar adhesiones políticas al interior de ese casi 60% que según las encuestadoras estaba de acuerdo con el indulto.

Esto no quiere decir que KF no sienta tristeza y dolor en estos momentos. No creemos que su desazón y desconcierto sean parte de una vil campaña mediática que desde ahora apunta a la consolidación de su figura como única y verdadera sucesora de AF al interior de su movimiento. Creo que todos, incluso los más antifujimoristas, reconocen la relación cercana y de mutuo afecto que ella ha tenido siempre con su padre.

Sin embargo, no podemos olvidar, y ella al parecer no lo hará, que el futuro de su partido, depende exclusivamente de su desempeño. Salvo algún fanático crea que Kenyi, su hermano menor, está en condiciones de disputarle el liderazgo de la agrupación, o más aún, de llevar a este movimiento a la victoria en las próximas elecciones. KF será candidata del fujimorismo el 2016, y su padre, desde la cárcel, le ayudará en esta aventura, como lo ha hecho antes, y como lo seguirá haciendo mientras viva. No lo dudemos.

Con respecto a OH, sus voceros han señalado que el presidente se limitó únicamente a refrendar la opinión vertida por la Comisión de Gracias Presidenciales en su informe (34 páginas). Siendo esto es así, su negativa con respecto al indulto goza de total respaldo legal y constitucional. Porque como bien se ha señalado, a diferencia del “indulto clásico”, para conceder un indulto humanitario, el solicitante debe acreditar fehacientemente el cumplimiento de determinados requisitos, los mismos que no fueron cumplidos de acuerdo a lo afirmado por esta comisión de técnicos.

En esa línea, no queda sino aceptar la decisión presidencial, en todos sus extremos, incluso aquel en el que se señaló que si en un futuro las condiciones personales del sentenciado AF son otras, y este logra acreditar el cumplimiento de los requisitos legales para este tipo de beneficio, este mismo presidente no dudaría en otorgarle el perdón solicitado.

Pero como ya dijimos anteriormente, la telenovela Fujimori se ha cerrado. No sabemos si habrá una segunda temporada, o si más temprano que tarde un pedido similar se vuelva a presentar. Por ahora, llegó el momento de voltear la página, los medios y la clase política deben hacer ello. Esa es la única manera de desfujimorizar la agenda política nacional y pasar a ocuparnos de los temas realmente importantes para el Perú. Quizá los políticos puedan empezar haciéndolo, preguntándole al actual ministro del Interior de este gobierno por los graves indicios de chuponeo y reglaje de los que al parecer son víctimas algunos personajes incómodos para la administración del esposo de Nadie Heredia.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal