viernes, 21 de junio de 2013

CARLOS MENEN: DE PRESIDENTE A TRAFICANTE DE ARMAS








Como lo leen, otro ex presidente latinoamericano acaba de ser condenado por la justicia de su país. Hablamos de Carlos Menen (CM), presidente argentino en el periodo 1989-1999. CM ha sido el único político en haber culminado dos periodos constitucionales consecutivos como presidente de su país y además el político que por más largo tiempo ha ejercido esta magistratura desde el retorno a la democracia en 1986. Pero la semana pasada, CM volvió a alcanzar otro “récord” en su historia política, acaba de convertirse en el primer ex presidente democrático condenado a ir a la cárcel. Repasemos su caso.

Los 18 años de proceso en contra de CM por tráfico de armas

El proceso en contra de CM se inició en marzo de 1994. Luego, tanto él como los demás procesados fueron absueltos en un primer juicio llevado a cabo en septiembre de 2011. Sin embargo, tiempo después, y gracias a una decisión jurisdiccional que marcó un hito en la historia argentina, la Cámara Federal de Casación revocó aquel fallo y ordenó al tribunal competente a que revisara los términos de la sentencia emitida. Fue así cómo se llegó al fallo que hoy en día sanciona a CM por tráfico de armas y que a continuación comentaremos.

La acusación en contra de CM

Hace algunos meses, el fiscal Marcelo Agüero Vera solicitó formalmente la pena de 8 años de prisión, y el consecuente desafuero, para CM por el delito de contrabando de armas a Croacia y Ecuador cometido cuando era presidente de Argentina, y además solicitó su inhabilitación absoluta para ejercer cualquier cargo público por 16 años.

La sentencia en contra de CM

El Tribunal Oral en lo Penal Económico N° 3 declaró a CM coautor del delito de contrabando agravado y le fijó 7 años de pena privativa de libertad efectiva. Al mismo tiempo, los jueces solicitaron que se le quitaran los fueros como senador nacional, cargo que ostenta hace algunos años (es un senador aliado ocasional del partido oficialista de la presidenta Cristina Fernández).

Además de la sanción de 7 años de prisión efectiva que el Tribunal le impuso, la misma incluye la pérdida de todos los privilegios y prerrogativas que la Constitución de su país le reconoce, 3 años de inhabilitación para ejercer el comercio, 14 años de inhabilitación para ejercer el cargo de funcionario o empleado público, así como la inhabilitación total para integrar las fuerzas de seguridad y para ejercer la patria potestad.

Agravantes y atenuantes tomados en cuenta en la pena impuesta a CM

El Tribunal, al momento de imponer la pena a CM tomó en cuenta  tres criterios: la avanzada edad del ex presidente, su precario estado de salud (algunos lo dudan), y el hecho de no presentar antecedentes penales de ningún tipo. Del mismo modo, los jueces consideraron como agravantes: el daño a la imagen internacional del país que este delito ha ocasionado, el riesgo al que fueron expuestos los cascos azules argentinos que estaban en la ex Yugoslavia, la calidad del material bélico traficado (no eran simples armas de fuego, como algunos quisieron hacer creer, sino también cohetes Pampa y misiles antitanques), y finalmente, el hecho de que al momento de cometer el delito el ex presidente tuvo el dominio total de la situación.

¿Por qué razón CM no iría a la cárcel?

Como ya se ha señalado, el Tribunal condenó a CM a 7 años de pena efectiva, sin embargo, debemos tener en cuenta que para que ello ocurra primero deben cumplirse dos requisitos: a) El fallo debe quedar firme; y b) El Senado (espacio en donde el partido oficialista de Cristina Fernández obstruye esta iniciativa) debe votar favorablemente el levantamiento de los fueros.

Ahora bien, y aun cuando el Senado vote a favor del desafuero y permita que el fallo quede firme, CM podría salvarse de la cárcel ya que de acuerdo a la legislación penal argentina, las personas mayores de 70 años (CM tiene 82) pueden solicitar el denominado arresto domiciliario y cumplir la condena bajo esta modalidad.

Algunos medios han señalado que CM se encontraría profundamente angustiado por su futuro inmediato, ya que tanto él como sus allegados consideran que no sería justo que el final de CM sea el mismo que el del dictador Jorge Rafael Videla, muerto en prisión hace algunas semanas. Por lo que todo apunta a que si el fallo se confirma, el sector menemista hará hasta lo imposible porque su líder CM goce del privilegio del arresto domiciliario, y eso incluye transar acuerdos con el círculo más cercano a Cristina Fernández.

¿Cómo se inició el tráfico de armas?

La operación se inició con la promulgación de tres decretos supremos firmados por CM, los mismos que luego fueron operativizados por algunos de sus ministros dando inicio al tráfico de armas entre 1991 y 1995. La operación supuso el envío de siete buques a Croacia, y el vuelo de tres aviones cargados de armamento a Ecuador, entre el 17 y 22 de febrero de 1995, durante el periodo en el cual este país se encontraba inmerso en un conflicto bélico con el Perú. Para ello, CM y compañía, tuvieron que adulterar los certificados de destino como si hubiesen sido para Venezuela y Panamá, respectivamente.

Al garante sólo le importaba los millones de dólares

Durante el juicio se logró comprobar que la empresa pantalla empleada para encubrir el tráfico de armas fue Fabricaciones Militares, una empresa que pertenecía al Ejército argentino, la misma que habría recibido la suma total de 50 millones de dólares por la operación, además del dinero invertido en el pago de coimas y comisiones a agentes nacionales e internacionales de los países involucrados en la operación, dinero que posibilitó la venta final de 6000 toneladas de armas. Cabe recordar, que Argentina, y su presidente (CM) eran “garantes” del Tratado de Paz firmado entre Ecuador y Perú. En otras palabras, Argentina fue el garante cuya lealtad subastó a cambio de los miles de dólares que las mafias pusieron en los bolsillos de su presidente.

La salud de CM

Dos muy oportunos certificados médicos, presentados por la defensa de CM, impidieron que la lectura de esta sentencia se lleve a cabo en presencia de él y de su ministro de Defensa, Oscar Camilión (también condenado por tráfico de armas). El médico personal de CM señaló que su paciente sufre de hipertensión arterial, diabetes y angustia. Esta situación, dada a conocer por todos los medios, abre el debate en torno a cuál es la posición que la actual presidenta de Argentina debe asumir en este tema.

Los dilemas políticos que esta sentencia le genera a Cristina Fernández

Teniendo en cuenta que CM y su grupo de correligionarios y amigos cercanos se han convertido en aliados clave del partido oficialista, cabe plantear la siguiente pregunta: ¿Tendrá Cristina Fernández  la decencia política de ordenarles a sus senadores que apoyen la moción de desafuero a CM que impulsa la oposición por pedido expreso de su Poder Judicial?

La respuesta que la presidenta le dé a esta interrogante será clave para el futuro político de CM en Argentina, ya que como se conoce, CM tiene en curso otros procesos judiciales abiertos por casos de corrupción tales como: a) Las irregularidades en la investigación de la AMIA, 2) El ocultamiento de una cuenta bancaria en Suiza, 3) La investigación del pago de sobornos de Siemens por el contrato de los DNI; 4)  El caso de la privatización del espacio radioeléctrico en manos de la francesa Thales, entre otros. 

La justicia tarda pero llega...incluso a los ex presidentes (cualquier parecido con la realidad peruana es pura coincidencia)

Lo han dicho diversos medios de comunicación en Argentina: “Más allá del problema político que este fallo le trae al Gobierno de turno, el caso de CM demuestra que no existe impunidad eterna en Argentina” (y esperemos que en ningún país de nuestra región). Así como ocurrió en el caso del ex presidente peruano, Alberto Fujimori, sentenciado por delitos de corrupción y graves violaciones a los derechos humanos, el fallo de la justicia argentina demuestra que las instituciones de la democracia sí funcionan, y que a pesar de la corrupción y las presiones políticas que se ejercen desde el poder sobre los órganos de justicia, ni siquiera los ex presidentes tienen comprada la impunidad para siempre. 

Que sirva este caso como ejemplo y lección para aquellos gobernantes que hoy en día se creen intocables. Dioses y diosas del Olimpo que el día de mañana caerá en desgracia cuando el brazo de la justicia los persiga y sancione por la comisión de delitos cometidos en tiempos en los cuales pretendieron estar por encima de la ley y del orden constitucional establecido.

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal