viernes, 22 de enero de 2010

Lecciones democráticas en Chile


El último domingo el pueblo chileno afrontó una nueva jornada electoral. Las palabras de Patricio Rosende anunciando los resultados oficiales al 99.2% ponían punto final a la campaña electoral más emocionante de los último 20 años en el país mapocho. Por fin, los partidarios de Piñera, congregados en el local de campaña, podían sentirse vencedores. Luego de 20 años de una sucesión de gobiernos de la Concertación por la Democracia (Partido Oficialista – coalición de partidos de centro y centro izquierda), desde la caída de la dictadura pinochetista, el electorado chileno que acudió masivamente a las urnas había hablado con claridad, la mayoría de chilenos optó por un giro de timón en el gobierno, un cambio que en esta oportunidad tenía un solo nombre Sebastián Piñera, líder de la Coalición por el cambio (coalición de partidos de centro y centro derecha). Por primera vez en 50 años, la derecha volvía a ganar una elección presidencial, el resultado oficial solo vino a confirmar lo que la mayoría de encuestadoras habían vaticinado, Piñera alcanzaba el 51.6 % frente al 48.4% alcanzado por Eduardo Frei, candidato oficialista y ex presidente chileno entre los años 1994-2000.


Como señalé en líneas anteriores, esta ha sido sin lugar a dudas la campaña electoral más electrizante de los últimos años en Chile. No sólo por lo ajustado del resultado final, sino por la importancia política que el triunfo de Piñera trae para el sistema democrático y la institucionalización en Chile. Nadie que haya leído las encuestas en días posteriores a la primera vuelta podía presagiar que el margen entre uno y otro candidato se reduciría a 3%.


Recordemos, luego de los resultados en primera vuelta, en la cual Piñera se impondría con un 36% de los votos, frente al 26% del oficialista y ex presidente Eduardo Frei, y al 19% del independiente de izquierda Marco Enríquez Ominani, las empresas encuestadoras empezaron a perfilar el posible resultado en segunda vuelta entre Piñera y Frei. En todas ellas, los resultados favorecían a Piñera con un margen de entre 6 a 8%. Así, Pinera alcanzaría el 43% contra el 37% de Frei. Esta fue una tendencia que se mantuvo durante largas semanas. Sin embargo, luego del respaldo explícito que Ominani, candidato independiente que alcanzó el 20 % de votos en la primera vuelta, le ofreciera a Frei, la tendencia en las encuestas comenzó a variar y a 4 o 5 días de la elección, las encuestadoras hablaban ya de un empate técnico entre los dos candidatos. Ello explica el clima de tensión y nervios que se vivió en ambos centros de campaña, tanto Piñera como Frei, acompañados de sus equipos, aguardaban el veredicto del pueblo chileno.


Transcurridas las horas y minutos antes de que se hicieran públicos lo resultados oficiales, en un gesto de madurez y sencillez democrática, Frei dirigiéndose a toda la nación desde su comando de campaña admitía su derrota “Quiero felicitar a Sebastián Piñera. La mayoría de los chilenos le dio su confianza para que conduzca los destinos del país por los próximos cuatro años y le deseo éxito en su gestión”, sentenció el ex presidente. Acto seguido, la presidenta en ejercicio Michelle Bachellete, mediante una conversación telefónica que se transmitió por televisión, dirigiéndose a Piñera dijo “Hoy día la gente eligió democráticamente y lo eligió a usted como nuevo presidente de la República”. Posteriormente, Piñera, acompañado por más de 30000 chilenos congregados en la céntrica Plaza Italia, se dirigió a la nación diciendo “esta noche hemos obtenido un gran triunfo y tenemos el legítimo derecho a celebrarlo con alegría, pero con también con mucho respeto y paz”. Asimismo, dijo que su gobierno será de unidad nacional, que se apoyará en la concreción de valores firmes que ayudan a derribar las murallas que dividen a los chilenos, y que sólo así se podrán solucionar los problemas que hoy en día atraviesa Chile.


¿Pero quién es exactamente Sebastián Piñera? ¿Por qué el pueblo chileno decidió darle su respaldo luego de 20 años de gobiernos de centro izquierda? ¿Qué cambios traerá en la manera de conducir los destinos de Chile? ¿Qué compromisos ha asumido frente al electorado? ¿Qué actitud tomará en la manera de conducir la política exterior chilena frente a la relación con el Perú? ¿Qué lecciones podemos extrae del proceso político electoral chileno?


Sebastián Piñera es un empresario multimillonario de 60 años de edad, estudió economía en Harvard y es aficionado al vuelo de helicópteros. Es además el tercero en una familia de cinco hermanos, se encuentra casado con la señora Cecilia Morel con la cual ha formado una familia de 4 hijos. Según una encuesta publicada en la revista Forbes ocupa el puesto 701 en el ranking de los hombres más ricos del mundo con un patrimonio estimado en 1000 millones de dólares.


Entre sus negocios más conocidos están el ser accionista en aerolíneas LAN, recordemos que él se comprometió a vender las mismas antes de iniciar su mandato como presidente de Chile el 11 de marzo de este año, es también accionista de la cadena de televisión Chilevisión y dueño del club de fútbol más popular de chile el Colo Colo, aunque los que lo conocen personalmente digan que en realidad es hincha de la Universidad Católica.


En el año 1989 hace su ingreso a la política siendo elegido senador, para luego, ser candidato presidencial en el año 2005, elección en la cual perdió frente a la actual presidenta de Chile, Michelle Bachellete.


Sin lugar a dudas posee una formación académica y un desempeño profesional que lo avalan al momento de oficiar su postulación a la presidencia de la república en Chile. Pero qué cambió para que el electorado chileno lo haya respaldado dejando atrás 20 años de gobiernos de la Concertación por la Democracia. Creo que el electorado chileno votó por el cambio, la mayoría de chilenos, en especial los jóvenes, es decir aquellos que no son hijos del pinochetismo, pues vieron la luz del día luego de la caída del dictador, esperaban un giro en el timón del gobierno, una figura nueva, frente a las ya conocidas figuras históricas de la Concertación, la misma que en esta oportunidad tuvo que recurrir a un ex presidente para encabezar su candidatura. Que la elección de Frei como candidato oficialista no fue la mejor idea es verdad, que la Concertación no ha permitido un cambio generacional entre sus principales dirigentes también es cierto, pero el factor relevante creo yo radica en la visión que el electorado chileno tuvo en esta oportunidad en torno a otorgarle un periodo más a una coalición de partidos que con una victoria más llegaría al cuarto de siglo en el gobierno, con todos los peligros que ese tipo de fenómenos políticos trae consigo para el orden democrático y el Estado de Derecho en cualquier país de la región y del mundo.


La presencia de Piñera traerá cambios dramáticos en la política y en el gobierno chileno, yo creo que no. Si algo nos ha demostrado esta campaña electoral chilena es el nivel de madurez de su clase política, puesta de manifiesto en la búsqueda de consensos al momento de asegurar la continuidad de políticas de Estado de largo plazo vinculadas al manejo de la economía, el comercio internacional, la educación y la salud, políticas que han convertido a Chile en la cenicienta de la región en cuanto a desarrollo y progreso económico. A diferencia de lo que ocurre en nuestro país, en el cual el electorado espera la llegada de un salvador cada 5 años, en Chile la institucionalidad de sus partidos y de su propio sistema político aseguran que sea quien sea el nuevo presidente, éste se comprometa con la defensa de ciertos principios básicos para el desarrollo y la convivencia democrática. Sumado a todo ello, Piñera, conocido como un hombre creativo, emprendedor y de talento para asumir nuevos retos, se ha comprometido a iniciar una revolución tecnológica y científica en Chile, la misma que logre convertirlo en la primera nación exportadora de productos con valor agregado en la región, situación que será vital en la solución de problemas como la creación de puestos de trabajo para los más de 60000 chilenos que no tienen empleo.


Con relación al Perú, y siendo conocidos los lazos de amistad existentes entre Piñera y García, se espera un periodo de mayor entendimiento y fortalecimiento de los lazos comerciales y económicos que hoy en día nos unen, una profundización del proceso de inversiones en ambos países, la ampliación de los mercados, y la construcción de un espacio de libre comercio, que sirva como plataforma política y económica de contención frente a los modelos estatistas promovidos por Chávez y acólitos Evo Morales, Rafael Correa, o los mismos Kischner.


La llegada de Piñera abre un nuevo capítulo en la democracia chilena, atrás quedaron los fantasmas del pinochetismo, los cuales prácticamente pulverizaron durante 20 años los deseos de los partidos de centro y centro derecho de ser gobierno, a los cuales se los criticó duramente por los vínculos con la dictadura y su colaboración asolapada con el dictador. Hoy en día la elección en Chile se despercudió de sesgos ideológicos y etiquetas políticas de derechas o izquierdas, el pueblo chileno optó por el cambio, más allá del color político del gobernante de turno, el electorado le otorgó su confianza a aquél candidato que asegure elevar los niveles de vida de la ciudadanía, en esta oportunidad ese candidato fue Piñera.


Sólo para finalizar quiero decir que si bien es cierta la distancia en materia económica y comercial entre nuestro país y Chile se está acortando, en el campo de la política y de la cultura democrática, el país del sur aún nos lleva una gran distancia. Quizá sea porque la revolución educativa en Chile llegó 50 años antes que en nuestro país, por la propia calidad de su clase policía y su electorado o porque Chile, a diferencia de nuestro país, solo ha vivido tres períodos dictatoriales con Balmaceda, Ibañez y Pinochet, desde su independencia en 1810. Sea cual fuera el motivo, luego de ver que ningún candidato, perdedor o ganador cuestiona la legitimidad de la elección, con rumores de fraude o de acomodo político, solo me resta decir ¡Qué envidia te tengo Chile!



Rafael Rodríguez Campos

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal