lunes, 8 de agosto de 2016

SÍ SOMOS UN PAÍS DE VIOLADORES



Y no lo dicen las feministas que están contaminadas por la ideología de género, según palabras de Juan Luis Cipriani, alias “escaparate”, sino las cifras que arrojan los estudios realizados durante los últimos años, como por ejemplo el que llevó a cabo el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables en 2015: 1327 violaciones a nivel nacional.

Veamos primero las cifras: en Lima se registraron 355 casos, siendo La Libertad (91) Junín (86) y Arequipa (81), respectivamente, los departamentos en los cuales se presenta el mayor número de violaciones.

Asimismo, el estudio revela que los casos por edad de la víctima son: 946 (de 0 a 17 años) 362 (de 19 a 59) y 19 (de 60 a + años). Eso quiere decir que en el 71,2% de los casos la víctima de una violación es una menor de edad, una cifra que debería alarmarnos a todos, incluso también a Juan Luis “escaparate” Cipriani, para quien este 71,2% de casos corresponde a sucesos en los cuales las mujeres (niñas) se han expuesto a sí mismas incurriendo en actitudes provocativas.

Sí, así como lo leen, para “escaparate”, las mujeres (niñas) son las culpables de las violaciones que sufren. Para “escaparate”, los violadores no son otra cosa que pobres hombres que fueron provocados por estas pecadoras. ¡Ay curita, cómo se nota que no tienes hijas!

El problema con una frase tan infeliz como la proferida por “escaparate” no es su contenido en sí mismo. En mi opinión, el problema mayor presenta dos dimensiones: 1) La cobardía de quienes no rechazan categóricamente tamaña estupidez verbal (le tienen miedo a “escaparate”), y 2) El esquema mental misógino y patriarcal presente en muchos sectores de nuestra sociedad, sobre todo en la Iglesia Católica, que lleva a muchos hombres a justificar actos de violencia, incluso sexual, contra la mujer.

En ese sentido, los hombres, en lugar de fingir fastidio o sorpresa cuando alguien se atreve a decirnos públicamente, como la parlamentaria Indira Huilca, que nuestro país es “un país de violadores”, deberíamos redoblar esfuerzos, junto a las mujeres, para identificar las causas del problema y buscar soluciones al mismo. En otras palabras, si queremos que las cifras cambien, pues 7 de cada 10 violaciones son cometidas por varones (según diversos estudios), los hombres deberíamos ser los primeros en sancionar política y socialmente a quienes como “escaparate” buscan justificar la violencia contra la mujer.

Por eso me preocupa la reacción de cierto sector del conservadurismo limeño contra la parlamentaria Indira Huilca. Este sector, caracterizado, justamente, por su escasa o nula preocupación por reconocer y garantizar los derechos y libertades sexuales de la mujer (son los que se oponen a legalizar y/o regular los abortos terapéuticos, eugenésicos o por violación, por ejemplo) se ha indignado por la frase “somos un país de violadores” de la parlamentaria, y ha salido a los medios a exigirle que se rectifique. Claro, previamente le han dicho –de la manera más infame- que ella no es nadie, que fue elegida usando el nombre de su padre muerto, y como no podía faltar, que es una pro terrorista como todos los del Frente Amplio. Linda manera de respetar a esta mujer, no creen.



En mi opinión, esta falsa indignación tiene más de aprovechamiento político (atacar a Huilca tergiversando el sentido de sus palabras) que de una preocupación racional por la imagen de los hombres peruanos. Digo esto porque habría que ser bastante “imbécil” como para pensar que la parlamentaria está afirmando que el 100% de hombres en el Perú somos violadores. Obvio que el objetivo de Huilca no ha sido ese, sino más bien, llamar la atención, “usando un lenguaje simbólico”, sobre la magnitud de un problema social que ataca particularmente a las mujeres. Y vaya que lo ha logrado.

Como es evidente, a nuestra encorsetada sociedad limeña, a nuestra pacata capital acostumbrada a lavar los trapos sucios en casa y a meter nuestra basura social debajo de la alfombra, le molesta, le fastidia, por último, le jode, que una mujer como Huilca (la chola, la pro terrorista, la comunista, como suele llamarla la derecha más rancia) se atreva a romper el pacto infame de hablar en voz baja y haciendo uso de las cifras señale con firmeza que “el Perú es un país de violadores”.

En lo personal, a mí no me preocupa la frase de Huilca, yo habría llegado a la misma conclusión al leer las estadísticas. Lo que sí me preocupa es que un país como el Perú que aspira a alcanzar niveles de desarrollo de primer mundo ocupe el tercer lugar en el ranking de países con los mayores índices de violaciones a nivel global. Eso sí me preocupa. Y mi preocupa más, que “escaparate”, representante de la Iglesia Católica en el Perú, se haga de la vista gorda, niegue la cifras, esconda la evidencia científica, y prefiera verter todo su veneno en contra, justamente, de las personas que defienden los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Para “escaparate” el enfoque de género que muchos creemos necesario adoptar al momento de legislar y diseñar políticas públicas, no es otra cosa que una falsa conciencia o manera errada de interpretar la realidad, como lo expone Rocío Silva Santisteban. La ignorancia de “escaparate” en esta materia es atrevida, porque como bien lo apunta la poeta, el género no es una ideología, tampoco una pose, sino simplemente la construcción cultural de la diferencia sexual que asigna roles diferenciados a hombres y mujeres, pero que en una sociedad machista y patriarcal, ha generado desequilibrios estructurales siempre en perjuicio de las mujeres.


Finalmente, y aunque la propuesta le joda a “escaparate”, considero fundamental que en el Perú demos inicio a una gran cruzada liberadora que empiece problematizando la manera cómo nos hemos relacionado históricamente entre hombres y mujeres. Para luego, construir una ética pública compartida que sea capaz de pronunciarse contundentemente contra el machismo, sexismo, homofobia y tantas otras formas de opresión. Por eso, “ni una menos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal