lunes, 8 de agosto de 2016

PPK: ¿ELEGIRÁ TECNÓCRATAS, POLÍTICOS O TECNOPOLÍTICOS?


Esa era la pregunta que muchos nos hacíamos luego de la victoria de PPK en la segunda vuelta, y que poco a poco viene siendo respondida por el propio presidente electo y su equipo de asesores. Por ejemplo, a la fecha, son 24 tecnócratas con experiencia gubernamental (trabajaron para Humala) los que conforman las comisiones de transferencia. ¿A qué se debe ello? La respuesta es muy sencilla: PPK considera que es necesario darle continuidad a las políticas de Estado implementadas por el Gobierno saliente. ¿Es eso extraño? No, claro que no. En todas las democracias medianamente institucionalizadas, el Presidente electo opta por mantener en sus equipos de transferencia y Gobierno a tecnócratas experimentados que con su profesionalismo le brindan soporte al Gobierno entrante.

Por eso resulta incomprensible la actitud del fujimorismo que critica a PPK por haber incorporado a su equipo a estos profesionales. El congresista Becerril, por ejemplo, afirma que el nombramiento de estas personas lo único que busca es la impunidad de Humala y Nadine. En esa misma línea, Martha Chávez (que según sus propias palabras siempre estuvo cerca de Keiko durante la campaña) afirma que esta es la muestra más clara de la “metida de mano” del Gobierno saliente a favor de PPK. Es más, la voceada próxima presidenta del Congreso, Luz Salgado, va más allá cuando afirma “maliciosamente” que algunos ministros que trabajaron con Toledo o Humala también serán parte del Gabinete de PPK, como si eso fuera un error o un pecado.

Como bien lo apunta Augusto Álvarez, las expresiones de los fujimoristas revelan básicamente dos cosas: 1) Una profunda ignorancia en torno al manejo del Estado; y 2) Un profundo desprecio por estos profesionales. Sobre lo primero, para los fujimoristas quien trabaja en el sector público lo hace para el Gobierno y no para el Estado. Como pueden apreciar, es una lógica típicamente patrimonialista (para ellos, el Estado es un botín). En otras palabras, el fujimorismo cree que PPK hará con la tecnocracia lo mismo que hizo Alberto Fujimori durante la década de los noventa: comprarla y someterla. Sobre lo segundo, el fujimorismo desconoce el valor y aporte que nuestra tecnocracia calificada (reducida, por cierto) le ha brindado al Estado durante los últimos años. Es decir, el fujimorismo cree que encontrar a tecnócratas de primer nivel es tan sencillo como entregar tapers de víveres durante una campaña presidencial.

Sin lugar a dudas, esta actitud de los fujimoristas es muy preocupante. Al parecer, los congresistas de Keiko no saben que uno de los grandes problemas del país es que nuestro Estado cuenta con profesionales calificados dispuestos a asumir el reto de integrarse al sector público. Por eso, en lugar de arremeter y criticar a los profesionales que están colaborando con el presidente electo en la transición gubernamental, deberían pensar en la manera cómo desde el Congreso con sus 73 votos pueden diseñar un marco normativo que genere incentivos para que el Estado pueda captar a un número mayor de estos profesionales. Basta ya de demagogia, quien trabajó durante el Gobierno de Toledo o Humala y demostró un buen desempeño profesional debe ser valorado, y no sólo ello, debe ser captado y convencido de no migrar al sector privado en donde los salarios son ciertamente más jugosos.

Ahora bien, una cosa son las comisiones de transferencia y otra muy diferente es la conformación del gabinete ministerial. Al respecto, comparto la opinión de Sinesio López sobre el perfil, composición y orientación ideológica del primer gabinete de PPK. Es decir, creo que el primer gabinete de PPK será un equipo tecnopolítico de centro derecha, como lo han venido siendo la mayoría de los gabinetes de 1990 hasta nuestros días. Desde el Gobierno de Alberto Fujimori, los gabinetes ministeriales no son puramente técnicos o políticos, sino una mixtura de ambos. Pero además, y contra lo que algunos puedan creer -tomando en cuenta que yo no soy de derecha- creo que los gabinetes de PPK tendrán mayor nivel que los anteriores. ¿Y por qué creo eso? La razón es muy sencilla: PPK es un estadista con mayor nivel profesional y académico que sus antecesores: Fujimori, Toledo, García, y por supuesto, Humala. Por eso, confío en su criterio a la hora de elegir a sus colaboradores.



¿Pero a quiénes denominamos tecnopolíticos? Son profesionales altamente calificados que provienen de diversos campos: Economía, Derecho, Administración, Ingeniería, entre otros, con experiencia en el Estado y habilidades para la gestión pública. Por lo general, son profesionales no partidarizados que cuentan con una sólida formación académica y política, la misma que les permite desenvolverse de manera óptima en el Estado y operar como una suerte de bisagra entre el sector público y privado. Los tecnopolíticos se han convertido en un pilar fundamental en la marcha de los gobiernos democráticos a nivel mundial ya que brindan asesoría y consejo en el proceso de toma decisiones. Podríamos decir que los tecnopolíticos aportan racionalidad en la decisión, diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas.

No obstante lo antes señalado, debemos recordar que lo más importante para la estabilidad política de un país “presidencialista” como el nuestro es la permanencia de los ministros en sus respectivas carteras. No se pueden llevar a cabo reformas si los ministros cambian cada 7 meses (como en el caso del actual Gobierno). Por eso, es importante que los ministros, pero en especial, el Presidente del Consejo de Ministros, tenga la “muñeca política” suficiente como para dialogar con las diversas fuerzas políticas, no sólo con las representadas en el Parlamento, sino también con aquellas  que provienen de la sociedad: sindicatos, gremios, grupos de poder, etcétera.


Por lo expuesto, considero fundamental que los ministros que elija PPK sean personas dialogantes y capaces de construir consensos con los diversos actores políticos y sociales. De lo contrario, las palabras “censura e interpelación” estarán siempre en la boca de los 73 parlamentarios fujimoristas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal